Cómo se elabora el queso vasco idiazábal

queso-vasco-idiazabal

El queso vasco Idiazábal es un alimento muy característico que se elabora en Orea (en Tolosaldea), un lugar que cuenta con un reducido número de habitantes, pero con una tranquilidad que parecerá que hemos entrado en un nuevo mundo. Para que puedas saber porqué es tan especial, hemos redactado un pequeño texto en dónde vamos a describir de forma exacta cuál es su proceso de elaboración.

Proceso de elaboración del queso vasco idiazábal

– La elaboración se inicia ordeñando a las vacas. El producto extraído se debe de refrigerar a una temperatura exacta de 6ºC para conservar el máximo sabor. Para ello se utiliza un enorme tanque de refrigeración.

– Después la leche se llevará a una cuba que tiene un volumen de 300L con la particularidad de que la temperatura es de 29ºC. El siguiente paso será añadir el cuajo natural de origen animal que se obtiene del estómago de algunos rumiantes. El objetivo es que pueda separar la caseína del suero para conseguir la textura tan característica del queso.

– La temperatura de la cuba está determinada para que el cuajo se pueda llegar a disolver. Aunque es cierto que existen algunos métodos más modernos, para crear el queso vasco idiazábal se utiliza este tradicional porque, según sus fabricantes aseguran, es la mejor manera de mantener su tan característico sabor.

– Una vez que se ha introducido el cuaje, se añadirá la batidora para que pueda mover la leche sin parar (comúnmente se conoce a la maquinaria como lira).

– Cuando han pasado tres cuartos de hora, se habrá formado una especie de cuajada, por lo que llegará el momento de añadir la sal. Entonces se colocará la batidora a una velocidad lenta y se incrementará la temperatura de la cuba hasta llegar a los 35ºC. El objetivo es conseguir ya la textura deseada que caracterizará al queso. Lo que se busca aquí es obtener unos granos del tamaño al de un grano de arroz.

– Lo siguiente que se hace es separar el suero del queso. Se utilizan unos moldes de plástico con gasas especiales que ayudarán a que se escape el suero, pero que el queso pueda llegar a quedarse en su sitio.

– Cada queso tendrá una placa de caseína con el objetivo de saber cuándo y quién elaboró el producto. Entonces se empiezan a prensar durante un tiempo de 6 horas. Finalmente se introducen en salmuera durante unas 12 horas por cada kilo de queso.

– Y tan solo nos queda el proceso de secado de los quesos y el de maduración en las cámaras durante un tiempo de 10 días a una temperatura de 10-12ºC., además de conservar una humedad relativa de un 85%.

A partir de los 60 días, ya tendremos el queso listo, solo habrá que quitarle las trazas de moho que se puedan llegar a formar.

Ahora ya conocemos el proceso de elaboración para uno de los mejores quesos del mercado.

The following two tabs change content below.

Ayto. Regueras

Ayto. Regueras es un portal de información digital que transmite las noticias mas importantes de Asturias en general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *